El Coste de Adquisición de Cliente  (o C.A.C.) es un indicador clave (KPI) fundamental para una tienda online y su cálculo tiene en cuenta todos los costes directos asociados a conseguir un cliente que compre en una tienda online.

El coste de adquisición de clientes incluye todo el esfuerzo de marketing que es necesario poner en juego para que el cliente potencial  descubra, considere tu oferta y finalmente compre en un ecommerce.

También entran en juego en el C.A.C:

  • Los descuentos que tengas que hacer para obtener la venta.
  • Los costes de atención al cliente y preventa.
  • Los costes de planificación de acciones de marketing.
  • Los contenidos que hasta tenido que producir.
  • Las horas de trabajo gestionando las campañas de marketing.
  • Los costes adicionales de fotografía, vídeo, derechos, etc.

 

Es importante gestionar constantemente el coste de adquisición de cliente, ya que es uno de los principales costes para hacer e-commerce en la actualidad y además se encuentra en una tendencia ascendente por los cambios que se están produciendo en la adquisición de visibilidad en las grandes redes sociales y buscadores.

Es importante tener visibilidad de cómo evoluciona en coste de adquisición de cliente en nuestro ecommerce, frente al valor vitalicio de cliente que conseguimos extraer.

En este artículo de estrategia de Javier Megias puedes leer más acerca de CAC VS LTV.

Cómo gestionar el CAC

Por último, aquí tienes un interesante artículo sobre cómo se gestiona el Coste de Adquisición de Cliente en ecommerce.

4.8/5 (5)

Por favor, valora este artículo:

Un equipo de profesionales del ecommerce con una misión: construir la mejor y más accesible plataforma de formación online con las claves para construir proyectos de negocio online de éxito.