3.5/5 (2)

Internet y todo lo que abarca la palabra en sí: comunicación, información, social media, ecommerce… nos acerca cada día a lo que son el éxito y al fracaso en todo su esplendor; nos acerca a la información y formación online más actual, a ese “ya” que un libro de texto nunca podrá tener y a todo lo relacionado con aprender del fracaso… y del éxito.

Hoy voy a hablaros de lo que supone ese temido fracaso y pasaremos de puntillas por el magnífico éxito, además de valorar si se puede aprender de todo lo que conlleva en ambos casos.

Una de nuestras metas principales en estos últimos tiempos es la de alcanzar el éxito de la manera más fácil, rápida y sin dolor, pero muchas veces esto conlleva a un fracaso inesperado. Marcamos objetivos, nos fijamos en otras personas que han llegado al éxito en su ámbito e intentamos hacerlo de la misma forma…

Pues esto no lo es todo. El éxito nos encanta sí, pero hay que saber aprender de los errores y estar preparados para todo, y más aún para el fracaso. Aprender del fracaso te va a fortalecer y vas a sacar de lo malo, lo mejor; te librarás de esa coraza llamada “inexperiencia” y te enfrentarás a retos mayores… Será un éxito dentro de fracaso.

Éxito y fracaso: Vienen de la mano.

Podríamos decir que ambas palabras se pueden llegar a complementar, nos pueden dar la experiencia necesaria para enfrentarnos a cualquier adversidad, pero sin dudarlo, siempre se va a sacar mayor optimismo con el éxito.

El fracaso nos ayuda a aprender de los errores, a no dejar que vuelvan a ocurrir, a no bajar la guardia. Pero esto no lo es todo, para que empecemos a ir por el camino correcto, debemos analizar lo que nos ha llevado a ese punto e indagar la verdadera razón de los acontecimientos que nos han llevado hasta ahí, al fracaso.

Además, el fracaso siempre va unido al miedo… si este último aparece, estarás perdido.

El éxito… ¡es el éxito! Mark H. Histed afirmaba que la emoción y la alegría que acompaña al éxito ayudan a que los circuitos neuronales se consoliden. Pues bien, Es cierto que nuestro cerebro, ante un caso de éxito absoluto se vuelve mucho más receptivo y ambicioso.

¿Se aprende más del fracaso?

Pues NO. Esto es puro mito. Sí que es cierto que últimamente se le da una gran importancia a la palabra fracaso, que casi siempre está relacionada con proyectos empresariales: “debes aprender del fracaso, debes cometer errores para aprender…”

Si buscamos por Internet encontraremos una gran cantidad de resultados que unen el fracaso a algo positivo, ya que, como hemos visto un poco más arriba, nos puede llegar a dar soltura en el ámbito que estamos, además de ayudarnos a enfrentar nuevos proyectos.

Aprender de los errores

 

Conclusión: ¿cuánto se puede aprender del fracaso?

En definitiva, con un fracaso no se aprende más, es simplemente lo que nos ha tocado vivir, haya sido por mala experiencia, mala gestión o por inexperiencia propia… que también puede ser. Además, el fracaso establece conexión directa con el miedo. Una vez instalado el miedo en nosotros, es complicado seguir adelante.

Esfuérzate por aprender, idealmente sin fracasar. Nosotros de podemos ayudar con nuestra formación online sobre comercio electrónico. Aprende de los errores y aciertos de otros en nuestros cursos online y no te equivocarás 🙂

Por favor, valora este artículo: